Eres más feliz cuando haces deporte

¿Te sientes feliz después de rodar, correr o nadar? o ¿luego de tu rutina en el gimnasio, de pilates o de yoga? El equilibrio físico y emocional está ligado al ejercicio.

Te contamos por qué.


Te has preguntado ¿a qué se debe esa sensación de plenitud y felicidad que da la actividad física? No se necesita ser un atleta de alto rendimiento para ser consciente de los beneficios que el deporte aporta a la salud física y mental. Mantenerse en movimiento es la clave, independientemente de la disciplina que practiques, sea intensa o moderada, lo importante es tener siempre presente que el sedentarismo es ese camino al que no quisiéramos regresar nunca.



Cuando estás en movimiento la mente y el cuerpo reaccionan. Esa sensación de bienestar es atribuida al sistema nervioso central que genera unas sustancias de las que seguramente has oído hablar, las endorfinas, conocidas también como los analgésicos naturales del cuerpo.


La razón es que al ser liberadas por nuestro cerebro actúan como estimulantes generando reacciones positivas en el cuerpo. Si, tal cual como una droga, pero sin sus efectos adversos. Un estimulante natural que nos ayuda a combatir el estrés y trastornos como la ansiedad y la depresión. No en vano el escritor Jack Lawson ha llamado a las endorfinas “la droga de la felicidad”.


Pero además de la respuesta hormonal que produce el movimiento del cuerpo hay otros efectos positivos del deporte. Fredy Rivera, médico internista, destaca que entre los más importantes se encuentra la disminución de enfermedades cardiovasculares y metabólicas. Gracias a la actividad física es posible, por ejemplo, controlar la obesidad, considerada la madre de las enfermedades metabólicas.




“Practicar un deporte previene enfermedades y contribuye a prolongar la vida. Esto es posible porque al estar el cuerpo en constante movimiento se disminuyen los niveles de glicemia o de azúcar en la sangre y los niveles de colesterol malo, previniendo así enfermedades cardíacas, cerebrales y renales. Al aumentar la circulación, se mejora la llegada de oxígeno a los órganos y a los tejidos, todo en conjunto, repercute en la salud y el bienestar físico y mental de una persona”, explica Rivera.

¡A moverse!


Sabemos que iniciar la práctica de cualquier deporte cuando has tenido un periodo de sedentarismo prolongado o nunca has realizado actividad física permanente, es difícil, pero seguramente si ya has dado ese primer paso o estás a punto de darlo, estas razones te convencerán aún más de que vas por el camino correcto. En poco tiempo empezarás a ver los cambios positivos en tu salud y en tu estado de ánimo.


Con un entrenamiento planificado y progresivo y una alimentación adecuada podrás iniciarte en el deporte y llevar una vida saludable. Cada vez que tengas dudas o sientas ganas de suspender el ejercicio recuerda todo lo que el deporte aporta a tu vida:



  • Controla tu peso. Con el deporte se queman muchas calorías.

  • Activa tu metabolismo.

  • Cuida tu salud cardiovascular y cerebrovascular (previene enfermedades como la diabetes, la artritis o la osteoporosis).

  • Mejora tu capacidad pulmonar.

  • Reduce los niveles de colesterol dañino.

  • Fortalece tu sistema inmunológico.

  • Fortalece tus músculos y huesos.

  • Mejora tu coordinación al fortalecer el equilibrio corporal.

  • Cuida tu salud mental.


¿Qué otros beneficios del deporte conoces? ¿Estás listo para empezar de cero o para retomar? En Capital Bike podemos acompañarte en ese proceso, aunque seas un novato o un deportista aficionado consagrado, si te gusta el ciclismo o el triatlón ¡podemos trabajar juntos! Te invitamos a liberar endorfinas juntos con nuestras actividades deportivas.


Descubre nuestros planes de entrenamiento personalizado de ciclismo y triatlón aquí.

141 vistas

©2020 por Capital Bike.