Triatlón de distancia completa, un desafío que seduce

El 70.3 sigue siendo tendencia en el mundo del triatlón, pero la distancia completa es una prueba que seduce a muchos, su nivel de exigencia demanda un riguroso entrenamiento previo. Dos triatletas nos cuentan algunos detalles de su experiencia en el full IronMan de Florida, Estados Unidos.


En los últimos años casi todos hemos conocido a alguien que ha corrido un IronMan o que tiene un amigo o familiar que lo hizo. Cada vez es más común que deportistas aficionados sumen a sus logros la medalla de finisher de una exigente competencia de triatlón. En Colombia esta prueba ha tomado más fuerza desde que en 2016 se realiza en Cartagena la versión 70.3.

Pero si bien el IronMan de Cartagena es el evento de triatlón más popular en el país, otras ciudades también ofrecen competencias de este tipo, como San Andrés, Bogotá, Guatapé, Paipa y Lago Calima, en el Valle del Cauca, que incluyen modalidades de sprint y olímpico. El número de inscritos a estas competencias se incrementa cada año y, entre la comunidad de deportistas ‘amateurs’, muchas personas quieren graduarse como triatletas superando este tipo de desafíos.

Sin embargo, más allá de un asunto de tendencia o moda deportiva, el triatlón es una pasión mundial. Hoy muchos países realizan distancias full IronMan y 70.3. Los variados destinos y sus geografías hacen que cada prueba sea un atractivo reto para los corredores. Los más osados quizás consideran que un 70.3 es apenas parte del camino de la aventura triatleta que pareciera no tener fin, terminada una prueba, quieren anotarse en otra carrera. No obstante, la medalla soñada, la del full IronMan, se está convirtiendo en un objetivo al que ya muchos aspiran.

Larga distancia, desafío a la resistencia

Un IronMan de distancia completa incluye 3.8 km de natación, 180 km de ciclismo y 42 km de atletismo (una maratón). Cada disciplina implica una preparación y condiciones específicas y, juntas, el desarrollo de habilidades especiales para los rápidos momentos de transición. Andrés Lombana y Juan Pablo Casas, son triatletas de Capital Bike que vivieron la experiencia de correr esta prueba, lo hicieron el pasado 2 de noviembre en Panamá City Beach, Florida (Estados Unidos).

Una cabeza fuerte y un entrenamiento previo riguroso fueron, para ellos, aspectos fundamentales que les permitieron superar este exigente desafío. Se prepararon durante todo el año siguiendo el plan de triatlón diseñado por Capital Bike y dirigido por Michael Piraján, entrenador de la tienda, quien se encargó de llevar su seguimiento. “Tener buena cabeza y serenidad es clave en estas pruebas para no dejarse afectar por situaciones que no se pueden prever”, aseguró Andrés.

Además de cumplir estrictamente la planificación del entrenamiento, Andrés destaca otros aspectos importantes en la preparación, como la alimentación, el descanso y el monitoreo médico. Llevar una dieta saludable que incluya dosis de carbohidratos, grasas sanas, fibras y proteínas en los momentos adecuados, para permitir al cuerpo asimilar los ajustes e impactos generados por el esfuerzo constante, así como también respetar los periodos de pausa para descansar, son determinantes en el proceso previo.

Si yo puedo, tú puedes

En Capital Bike estamos seguros de que cualquier persona que decida empezar un proceso juicioso de actividad física puede, a mediano plazo, participar en estas carreras. Lo importante es que sea consciente de sus capacidades físicas y mentales siguiendo las instrucciones de su entrenador. “Creo que cualquier persona es capaz de hacer una distancia completa de IronMan. Por ejemplo, en Florida, vi deportistas corriendo con prótesis y otras limitaciones físicas, esto demuestra que podemos lograr cualquier cosa. Yo tengo un lema: entreno las piernas para que el corazón me lleve a donde quiera, cada vez que compito en una prueba de triatlón lo compruebo”, afirma Andrés.

“Un full IronMan es 110% cabeza”



Por su parte, Juan Pablo considera que además del entrenamiento, la mente juega un papel determinante en este proceso. El de Florida fue su segundo IronMan completo. Antes ya había corrido varias competencias 70.3 y en esta ocasión reafirmó que esa prueba se termina con 110% cabeza.

“Yo soy de los que cree que todo es posible, pero obviamente con mucho empeño, siempre uno debe ser consciente de sus condiciones físicas y si se cuenta con lo suficiente para medírsele a una prueba de estas, si se tiene una buena base aeróbica y se entrena con juicio, un “primíparo” del triatlón puede hacer un full IronMan sin problema y hasta posiblemente sacarla del estadio, pero debe entrenar bastante durante mucho tiempo para acondicionar el cuerpo a las exigencias de esta carrera”, destaca Juan Pablo.

Capital Bike es una tienda especializada en triatlón y por eso animamos a los deportistas a entrenar con disciplina para superar estos retos. Sabemos que la satisfacción de las victorias personales es enorme, por esta razón el consejo para las personas que quieren correr un IronMan completo es que respeten el proceso, que se comprometan con un plan y que empiecen a probar su cuerpo en distancias cortas como sprint u olímpicos. El objetivo de esto es que desarrollen capacidades coordinativas y condicionantes necesarias para la práctica del triatlón. “Además de entrenar con disciplina, creo que lo mejor que puede hacer un principiante del triatlón que quiera a futuro correr una distancia completa, es interactuar con otros deportistas que hayan tenido esa experiencia. Hay muchas anécdotas y detalles que se convierten en aprendizajes y que es necesario tenerlos en cuenta”, agrega Juan Pablo.

El atletismo define casi todo

Resaltando que las tres disciplinas del triatlón deben entrenarse de manera juiciosa y coordinada, una importancia especial tiene el atletismo debido al impacto que genera en el cuerpo y además porque, al ser la última, se llega a ese momento con un cansancio acumulado. “En un IronMan completo se deben correr 42 km, una maratón, y es donde el deportista se da cuenta de la importancia de un entrenamiento planificado. Los tiempos que se logran en esta fase de la prueba son los que determinan, en gran parte, toda la carrera. Una buena técnica de running es clave”, dice Andrés. ¿Bicicleta de ruta o de triatlón?



Para la distancia completa de este deporte recomendamos una bicicleta de triatlón por su geometría diferente, sobre todo en el tubo del sillín, lo que permite que la cadena muscular trabaje de una forma diferente, además permite adoptar una posición más aerodinámica al ir acoplados, lo que es una gran ayuda cuando hay viento en contra. Adicionalmente, con ese tipo de bicicletas, cuando el deportista hace la transición al atletismo, sus músculos isquiotibiales están menos cargados que cómo lo estarían con una bicicleta de ruta tradicional. Una distancia 70.3 se puede correr con una bicicleta de ruta, de hecho muchas personas lo hacen, pero siempre habrá mejor rendimiento con una de triatlón.

A cruzar la meta


Tanto Andrés como Juan Pablo, y estamos seguros también todos los deportistas aficionados que han vivido la experiencia de correr una prueba de triatlón, coinciden en la enorme sensación de felicidad y satisfacción que produce terminar este tipo de carreras, pasar por la línea de meta y darse cuenta de que los momentos de duda, sufrimiento, y sobre todo, el tiempo y esfuerzo entregado a los entrenamientos, valieron la pena.


Así que la invitación desde Capital Bike es animarlos a retarse a sí mismos pero conscientes de la importancia de un proceso de entrenamiento y un seguimiento médico. Podemos llevar el cuerpo a límites que no imaginamos, pero sin ponerlo en riesgo y eso solo se logra con un trabajo planificado. Entonces, si te sientes seducido por un triatlón de distancia completa, ¡hagámoslo juntos! Te ayudamos a cruzar la meta con objetivos.

Descubre nuestros planes de entrenamiento personalizado de triatlón aquí.

©2020 por Capital Bike.